Nuestra casa desde cero

Pocas veces os he contado la historia de nuestra casa. Este mes se cumplen 8 años desde que nos vinimos a vivir aquí, pero la obra de nuestra casa empezó casi dos años antes…

Tras darle muchas vueltas a la idea de construir nuestra casa en un terreno de nuestros padres, pegada a la suya, finalmente lo tiramos todo para adelante y embarcarnos en uno de los grandes proyectos de nuestra vida.

Barajamos la opción de contratar una empresa de reformas integrales en Barcelona. Al final decidimos hacerlo todo nosotros y no os niego que en algún momento me arrepentí. Fueron muchas noches sin dormir, pensando en mis croquis, la distribución de las estancias, la elección de materiales o cómo invertir el escaso presupuesto del que disponíamos.

En esta imagen podéis ver la única zona alicatada de la cocina, el interior de los armarios.
Mi cocina en la actualidad
Imagen del baño casi como está ahora

Empezamos la obra por la cocina y los baños. Para el suelo de esta zona (y de toda la casa) elegimos cerámica de imitación a madera, tal y como os explicaba en mi post de tips deco

Para los platos de ducha escogimos planchas de canto rodado en color blanco.

Los azulejos del baño en color blanco mate, también fueron un súper acierto.

Baño interior de la suite principal

En ambos baños pusimos espejos XL sin perfilería con una tira de LED en la parte inferior y sistema antivaho.

Las encimeras de los lavabos son de Silestone blanco, hechas a medida, se llevaron una parte importante del presupuesto.

Esta era la vista del salón justo antes de colocar los focos y pintar.

Así es ahora el salón
Así estaba nuestra buhardilla hace ocho años.
Y así es ahora…

Para mí, las claves del éxito de nuestra obra fueron:

  • Optar por el color blanco para la “caja” (paredes, puertas y ventanas)
  • Elegir el mismo pavimento práctico y cálido para todas las estancias
  • Sistema de calefacción por el suelo

Cosas que, a día de hoy, cambiaría (y de hecho hemos ido cambiando):

  • Demasiados puntos de luz, sobre todo en los dormitorios

Algunos tips para conseguir un estilo de decoración “rústico” o campestre dentro del nórdico serían:

  1. Luminosidad, ya sea con grandes ventanales y una buena orientación para aprovechar al máximo las horas de luz, como con paredes, suelos y muebles en tonos blancos.
  2. Elige accesorios con un toque de color. Incluir las tonalidades que se prefieran en cojines, cuadros o mantas.
  3. Muebles en fibras naturales: mimbre, rattan, bambú… Y tejidos como el algodón, la lana o el lino. Le darán a tu casa ese aire campestre de tendencia.
  4. Sin duda,  la clave es conseguir un espacio abierto y funcional, en la que se aproveche al máximo la luz. Si eres de los que les gusta poner adornos en todos los lugares posibles de la casa.

En general estoy muy contenta con la reforma y con todos los cambios que me ha permitido ir haciendo esta casa. Ya sabéis que no paro de darle vueltas a las cosas y de empezar nuevos proyectos, como el de la laundry room, y si no tuviéramos una buena base no podría llevarlos a cabo.

Si tuviérais algún proyecto de obra en mente, ¿Lo haríais solos o pediríais precios de reformas integrales en Barcelona?

3 Comments

  • carmen Comentado en 13 mayo, 2020 Responder

    Hola!! la casa ya estaba hecha o la construisteis desde cero?? no necesitas un proyecto de un/a aparejador/a para distribuirla?? quieres decir que hicisteis vosotros mismos la obra?? es una casa impresionante la verdad y el terreno al lado mejor aun, que en esta época te habra venido de perlas. un saludo

    • Marta Comentado en 13 mayo, 2020 Responder

      Sí, Carmen. Un aparejador nos hizo los planos y después nosostros hicimos alguna pequeña modificación. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »