Processed with VSCO with hb1 preset

Un día en nuestra vida

Muchas me conocéis por mi perfil de Instagram, otras de la época en la que tenía una pequeña marca de productos handmade e incluso algunas vivisteis cómo construimos nuestra casa en otro blog, cuando el mío ni siquiera existía, allá por el 2010.

Veis algunas fotos que comparto por aquí o en mis redes, pero ¿quién hay detrás de esas imágenes y qué hace en su día a día?

Pues bueno, ahora mismo dedico el 100% de mi tiempo a cuidar de Alma. Como os contaba en este post, los inicios de este segundo embarazo fueron bastante difíciles y el médico me aconsejó dejar a un lado el trabajo fuera de casa. Sólo eran un par de horas y, aunque a veces echo de menos ese “respiro”, disfrutar de ella todas las horas compensa con creces al final del día.

Seguimos haciendo colecho, así que sus manitas en mi cara y su vocecilla diciendo: “mami, despierta, buenos días” son el mejor despertador. Desayunamos juntas frente a la ventana del salón, viendo cómo entran a clase los niños del cole de al lado de casa.

Después, casi siempre, toca visita a la abuela y ratito de parque antes de hacer la comida. Le encanta ayudarme, es una pinche genial, pero si me descuido acaba comiéndose todo antes de tiempo jajaja

Processed with VSCO with hb1 preset

El tiempo de su mini siesta es mi momento. Quiero aprovechar para hacer tantas cosas que al final acabo no haciendo nada. Aprovecho para estar “a solas” con el bebé y darle la atención que no puedo darle el resto del día.

Processed with VSCO with hb1 preset

La tarde suele ser para los juegos, las historias inventadas y los paseos con Lolita. Últimamente le ha dado porque le cuente historias de cuando todos los miembros de la familia éramos pequeños. Y es de los pocos momentos del día en el que rebaja su energía y se sienta a escuchar.

Processed with VSCO with hb1 preset

En un abrir y cerrar de ojos se nos acaba el día. Cena, baño y ración de mimitos mientras me explica los superpoderes que le da su capa de unicornio XD En casa utilizamos el gel de ducha y la loción corporal de la nueva colección Baby Dove porque nutre y cuida la piel y el pelo de los más peques. Además su fórmula no contiene parabenos, ni ftalatos ni tensioactivos sulfatos.

Hace unos meses tuvo una pequeña ‘crisis’ con el pelo. No quería que le cayera agua por la cabeza. Algunas seguidoras me recomendaron que probara con unas gafas para evitar que le cayera agua en los ojos, pero al final lo solucionamos igual que casi todo lo demás: dándole confianza y autonomía para ducharse ella sola. Desde entonces el ratito del baño es una auténtica maravilla. Se enjabona ella sola, se enjuaga y se pone su cremita como una niña mayor.

Uno de los mejores momentos del día llega cuando nos metemos juntas en la cama, me pide que haga de “Carol” (su profe de inglés), es decir, que cambie de idioma para charlar y contarle mil cuentos hasta que una de las dos se queda dormida. Antes de eso, me toca la barriguita y le cuenta al bebé las anécdotas del día. Le pregunta cuándo va salir y le da las buenas noches con un beso.

Antes de cerrar los ojos doy gracias a la vida por todo lo que me ha regalado. Y es que para mí la felicidad es esto: disfrutar de las pequeñas cosas que te sacan una sonrisa y te llenan el corazón.

One Comment

  • Carmen Comentado en 20 diciembre, 2018 Responder

    Que vida tan parecida a la mia… como se llama el blog de la casa?? me gustaría verlo… un besin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *