DSC_0219 8

8 cosas que nadie me contó de un segundo embarazo

Cuando nos lanzamos a la aventura de ser padres de nuevo, sólo veíamos ventajas, especialmente una servidora:

-Alma tardó más de dos años en llegar, así que no podíamos esperar mucho por si las moscas.

-Con 36 cumplidos, o me ponía ya o ‘tararí que te vi’

-Nos hacía muchísima ilusión que se llevaran poco tiempo para que crecieran juntos. Ni mi marido ni yo hemos tenido esa suerte y no hemos podido disfrutar de nuestros hermanos hasta que ya fuimos mayores por culpa de la diferencia de edad.

-Ahora mismo, el trabajo me permite pasar todo el día con ellos.

-Etc., etc, etc

El positivo llegó antes de lo previsto y, aunque estamos encantadísmos con la noticia, nadie me contó que esto iba a ser taaan duro.

1- Sueño a todas horas. No recuerdo un primer trimestre con Alma con tantísimo sueño. Y a eso hay que sumarle que ahora no puedo decir ‘voy a echarme una cabezadita’ porque cuando la peque duerme tengo que hacer la comida, poner lavadoras o recoger el terreno de combate. Ahora mismo son las 00.45 de la noche y estoy aquí estudiando, mientras oigo cómo me llama la cama jajaja

2- Acidez. Menudos tres meses me he pasado con ese maldito malestar a todas horas. Tenía un hambre que me comía las piedras, pero todo me sentaba mal. Por suerte, fue cumplir las 12 semanas y empezar a ver la luz.

DSC_0186 7

3- Cansancio extremo. Si antes a las 10 de la mañana ya estaba agotada ahora ya me levanto como si me hubiera pasado una apisonadora. Además, llevo dos meses durmiendo en un colchón en el suelo con ella (ya os contaré por qué), con lo que podéis imaginaros mi careto matutino.

4- Sin tiempo para nada. Eso es algo que viene con el carné de madre, ahora siento que necesitaría más tiempo para mí, pero en cuanto pestañeo ya se ha acabado el día y no he hecho nada de lo quería. Y para más INRI, ahora me he puesto a estudiar (os lo contaba en este post), entenderéis las horas que duermo al día, ¿verdad?

mint estudias

5- Sentimientos encontrados. Alma me reclama las 24h del día, como es normal, y eso hace que haya días que ni piense en el bebé. Después me siento mal, porque a estas alturas en mi primer embarazo, ya tenía cositas compradas, le hablaba a todas horas y hasta tenía una canción. Siento que a este bebé no puedo dedicarle ese tiempo y me pregunto cómo lo haré cuando tenga que repartirme para los dos, con mi marido todo el día trabajando.

DSC_0203 9

6- A mi pobre Lolita tampoco puedo dedicarle tiempo, suerte que ahora a ella le importan más las caricias y hasta los tirones que le dedica ‘la niña de sus ojos’

7- Como ya eres experta, se supone que te apañas sola. Si hay días que ni yo misma recuerdo que llevo un bebé dentro, imaginaos los demás. Todo lo contrario que en el primer embarazo.

DSC_0236 9

8- Pasión descendida hasta la Antártida. Los temas de pareja se complican cuando somos padres, pero ahora con la barriga el cansancio, y más delante con otro bebé llorando a todas horas la cosa sólo puede ir a peor jajaja

DSC_0248 8-3

Y aún así, aunque me hubieran contado todas estas cosas, no me habría quedado con las ganas de repetir experiencia ni de darle un hermanito a Alma. Por más contras que haya, no hay mayor felicidad en el mundo que ser madre. En marzo me volveré a enamorar y mi corazón se repartirá para los dos.

*******

RECORDAD:

SÓLO QUEDAN 4 DÍAS PARA QUE TERMINE ESTA OFERTA

y entrar en el SORTEO de un rollo de papel como el de la play room de Alma.

20 cursos para EMPRENDEDORES con un ahorro del 96%

¡¡Yo estoy aprendiendo un montón y ya voy viendo los primeros resultados!!

mint me apunto

11 Comments

  • Aroa Comentado en 6 septiembre, 2017 Responder

    Buenos días!
    Cada embarazo es un mundo. Yo creo que el sueño y la acidez son más porque este embarazo es así que porque sea el segundo. Yo tuve un poco más de acidez en el segundo porque mi segundo bebé nación con muchísimo pelo y dicen que suele ir aparejado, no lo ´se.
    Lo que si va a cambiar y mucho va a ser esos primeros meses cuando nazca. Ahí sí que aunque te lo digan no se sabe hasta que se vive.
    Yo tuve a mi segundo niño en marzo y se lleva 2 años y medio con el primero. Los primeros meses son indescriptibles. También te digo que es según como sea cada uno también porque yo me empeñé en seguir llevándole al mayor al colegio todos los días e irle a buscar (cosa que antes no podía hacer) porque luego por las tardes, cuando estaba su padre él prefería estar con el mayor que con el bebé, además que el bebé te necesita más a ti, primero por la lactancia pero además porque los brazos de la ama son especiales esos primeros días.
    Esas primeras mañanas, en las que no has dormido y que tienes que prepararle para ir al colegio, darle su biberón, vestirle, lavarle la cara y el bebé tiene que tomar, por ejemplo…era horrible. Una sensación de no llegar pero no querer dejar de lado a ninguno… Pero sí te diré que todo pasa, que el día a día se solventa y que los niños se amoldan y tú también te haces y luego solo queda un recuerdo borroso.

    A ti aun te queda mucho. Disfruta de tu hijita muchísimo, de ese tiempo los 4 porque luego todo vuelve a vivir un vuelco. Tendréis menos tiempo para Alma, menos para vosotros, menos para la perrita y tú, tú te olvidarás de ti unos mesecito pero luego vamos haciendo la magia de las madres y aunque nunca será lo que fue y desde luego tiene sus contras este desastre es mil veces mejor que lo que era.

    Un abrazo enorme! Ya nos irás contando qué tal va todo.

    • Marta Sanabria Comentado en 27 septiembre, 2017 Responder

      Me ha encantado leerte, un millón de gracias y un besote

  • Amanda ( @iammissbowk) Comentado en 6 septiembre, 2017 Responder

    Hola Mum!
    Pues la verdad es que yo también pienso como tú, aunque me hubiesen dicho todo esto no lo cambio por nada.
    El año que viene pasaremos de familia de tres a cinco. Nace nuestro bebé en Febrero y en Abril ya comienza a venir a nuestra casa la hija de mi marido, súmale que también tenemos una niña de cuatro , yupi!!!.
    Yo también con el otro embarazo a estas alturas tenía muchas ideas en la cabeza, había atacado a las rebajas de Zara Home de verano aún sin saber el sexo pero como para tener cosas. Ahora para el bebé solo tengo una bolsita escondida de la pequeña para que no se celebra y ya sin más.
    Sumémosle que es nuestro primer año de colegio, que tengo alegría pero también un poco de miedo y a las noches cuando me acuesto en la cama solo pienso en descansar y olvidar todo lo que se me pase por la cabeza, porque total…. seguirá estando ahí al día siguiente.
    Solo espero que no me de la maldita depresión post parto como me dio con la niña porque era llora y llora 24hrs y para colmo le daba pecho y en vez de calmarse y sentirse saciada lloraba a más no poder porque mi leche la alteraba, bueno todo un show.
    Pero supongo que si otras mamás pasan por esto, (yo incluso conozco a una chica que tiene 10 hijos; si…) Y aún sigue en pie! Nosotras no seremos menos!!!.
    Un saludo.

    • Marta Sanabria Comentado en 27 septiembre, 2017 Responder

      Claro que sí, Amanda, y piensa que esos domingos de 5 van a ser la bomba! 😉 Un abrazo

  • Ada Comentado en 6 septiembre, 2017 Responder

    Hola!

    Pues yo estoy igual que tú, a los cambios físicos, el cansancio y el calor se suma la angustia de como lo voy a hacer yo sola con un bebé y uno de dos…. Mi marido trabaja todo el día y tampoco tengo familia cerca. Pero, bueno, como dicen aquí en el sur “Dios proveerá” y cuabdo veamos sus caritas se nos pasara todo seguro!

    Un beso

    • Marta Sanabria Comentado en 27 septiembre, 2017 Responder

      Lo haremos lo mejor que podamos, lo importante será disfrutar cada momento :) Un besazo

  • Berta Comentado en 6 septiembre, 2017 Responder

    Me he sentido muy identificada… Me quedé embarazada cuando mi hija tenía un año. Cuando eran más pequeños (ahora tienen 5 y 7) pensaban que habían estado juntos dentro de la barriga juntos!!!!!!
    Lo del sueño yo todavía no lo he superado… 😜

    • Marta Sanabria Comentado en 27 septiembre, 2017 Responder

      Entre uno y dos años de diferencia me parece lo mejor para ellos, aunque para los padres sea duro al principio. Un abrazo

  • Sukhi.es Comentado en 18 septiembre, 2017 Responder

    Ánimo Marta. Se ve que eres una madre estupenda y lo seguirás siendo para los dos. :)

    • Marta Sanabria Comentado en 27 septiembre, 2017 Responder

      Muchísimas gracias!! :)

  • Alejandra Atalah Comentado en 15 octubre, 2017 Responder

    Me sentía un poco triste y sola pensando en los mismos puntos que expusiste, …habiéndolos leído me sentí parte de una manada. Gracias por compartirlo, me ocurre de la misma manera, pero nunca cambiaría el hecho de volver a ser madre de nuevo. Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *