DSC_0609 3

Nuestra torre de aprendizaje DIY

Hace unos días os enseñaba en instagram nuestra nueva torre de aprendizaje DIY y hoy vengo a explicaros cómo la hemos hecho nosotros y qué utilidades tiene. Como siempre, os diré que en nuestro caso hemos utilizado materiales que teníamos por casa para que el coste fuera cero euros. Sin embargo, y como imagino que muchos no tendréis estos materiales a vuestro alcance, os dejo otras opciones más abajo para que os animéis a hacerla vosotros mismos.

¿Qué es una torre de aprendizaje?

La torre de aprendizaje y los escalones auxiliares son un recurso educativo que permite a nuestros pequeños desarrollar sus capacidades. Una herramienta genial que les ayuda a interactuar con quien está realizando alguna tarea en casa y potencia su curiosidad e independencia, ya que les sitúa a nuestra misma altura.

Yo me di cuenta de que realmente necesitábamos una cuando tuve que empezar a hacer la comida con Alma en brazos. Es una niña muy curiosa y necesita estar viendo qué hacemos a todas horas, así que esta idea me pareció perfecta tanto para ella como para mí.

Veréis que, de momento, nuestra torre está ‘cerrada’ por detrás. Lo ideal es empezar a utilizarla entre los 15 y los 18 meses, que suban y bajen solos, por eso nuestro modelo es evolutivo e iremos eliminando barrotes de la parte trasera para que pueda subir y bajar ella solita.

Materiales

Taburete Bekväm de Ikea

bekvam-taburete-escalon__0108612_PE258294_S4

Tubos de cobre, 16 tes de cobre del mismo grosor, 4 roscas de cobre y 4 codos. Soplete para soldar cobre.

collagecobre

Pintura chalk paint color mintMINT

Procedimiento

El procedimiento es mucho más fácil de hacer que de explicar, seguro que con las imágenes os queda más claro. Si no tenéis mucha idea de bricolaje, siempre podéis pedir ayuda a algún miembro de la familia con algo de experiencia 😉

  • Atornillamos las cuatro roscas a nuestro taburete para que la estructura de la parte superior quede bien sujeta.
  • Vamos cortando los tubos de cobre y vamos encajando las piezas con ayuda de las tes tal y como veis en las siguientes imágenes:

DSC_0571 4  DSC_0570 4

  •  Vamos soldando las juntas con nuestro soplete.

DSC_0566 4

  • Una vez que llegamos a la parte superior, añadimos los cuatro codos para cerrar la parte superior de la torre.

DSC_0562 4

  • La altura perfecta será la que permita moverse a vuestro hijo y, a la vez, veáis que se encuentra seguro. Cuando aún son pequeñines les llegará por debajo de las axilas aproximadamente.
  • Por último, le damos un par de manos de pintura ecológica del color que más os guste. Yo aproveché la chalk paint mint que tenía en casa.
  • Nosotros añadimos algunos objetos de su cocinita de Ikea para que pueda cogerlos cuando quiera imitarnos.

DSC_0598 4DSC_0603 4 DSC_0606 4 DSC_0610 3 DSC_0618 4 DSC_0628 4 DSC_0624 3

Y aquí la veis en plena acción, muy concentrada en su trabajo jajaja

Os dejo un tutorial de Youtube para la que sólo han utilizado elementos de madera https://youtu.be/BcIb85gAxgI También podéis construir una con un par de taburetes Bekvam, invirtiendo el de arriba. Seguramente no será tan bonita, pero la función es la misma.

¿Qué os ha parecido el DIY de hoy? Desde luego ya os puedo decir que para nosotros es uno de los más útiles y rápidos que hemos hecho hasta el momento.

¡Hasta mañana!

linksuscriptores

6 Comments

  • Marita Lopez Comentado en 1 febrero, 2017 Responder

    Hola, me parece genial este trasto!!! la única duda que tengo es como habeis sujetado el tubo a la madera, no lo puedo apreciar en la foto. Hay que clavar algun tornillo por debajo? ya me direis. Gracias

    • Comentado en 1 febrero, 2017 Responder

      Hola Marita! Mira, las cuatro piezas de abajo se llaman ‘racores locos’, puedes pedirlas en ferreterías y en este caso sirven para unir los tubos de cobre a la madera a través de los tornillos que llevan en el interior. Ya me dirás si las has encontrado, son piezas bastante comunes 😉 Un abrazo y ánimo con esa torre!

  • Berta Comentado en 6 febrero, 2017 Responder

    Hola, mi hija tiene 13 meses, así que pronto me pondré con este tipo de DIY… Una duda, hablas de los escalones para que el niño pueda subir solo pero luego tienes que meterlo en la “jaula” tú, no? Y otra pregunta, si se mueven no puede volcarse el invento? Muchas gracias!!

    • Marta Comentado en 6 febrero, 2017 Responder

      Hola Berta!

      La idea es que nadie tenga que subirlos, sino que sean ellos mismos los que lo hagan. Este tipo de torre se suele usar a partir de los 18 meses, pero como la necesidad me ha llevado a tener que usarla antes le hemos añadido unos barrotes detrás para que DE MOMENTO nos resulte segura. En unos meses los quitaremos para darle a ella total autonomía. Espero haberte ayudado 😉 Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *