dsc_0555-2

Galletas de jengibre para bebés

Esta semana viene cargada de días festivos y eso, unido al frío que hace ahí fuera (algunos días más que otros jajaja), hace que las mamis tengamos que buscar algunos planes caseros y navideños sí o sí. El domingo nos pusimos manos a la obra con nuestras primeras galletas de jengibre. No las había hecho antes y quería probar el sabor y la textura para incluirlas o no en el cumple de Alma. Y la respuestas es SÍ. Os cuento cómo adapté la receta para ella y veis cómo quedaron. Os pongo al lado los ingredientes originales por si queréis hacerlas para mayores.

Ingredientes

  • 250 g de harina de espelta (harina normal)
  • 30 g de Stevia (100 g azúcar moreno)
  • 120 g de puré de manzana natural (140 g mantequilla)
  • Una cucharadita de ralladura de jengibre
  • Un huevo
  • Pizca de sal

dsc_0533-2

Manos a la obra

Lo primero que hacemos es mezclar en un bol los ingredientes secos: harina, stevia, jengibre y sal.

Añadimos el huevo batido y el puré de manzana.

Mezclamos todos los ingredientes con las manos y les dejamos a ellos que manoseen la textura ¡Esto les encanta!

La masa nos quedaría como la imagen de arriba.

dsc_0543-1

Espolvoreamos la superficie con harina y, con ayuda de un rodillo, extendemos bien la masa y damos forma de galletas con ayuda de cortapastas. Yo usé los mismos que os enseñé en este post, pero reconozco que quedan ideales con la típica forma de muñequito.

dsc_0548-2

En el caso de que vayamos a usarlas para decorar, marcamos los agujeros antes de meterlas en el horno.

dsc_0553-2

Las metemos en el horno unos 15-20 min a 180 grados en una bandeja con papel vegetal para que no se nos peguen.

Cuando veamos que ya se han dorado, las sacamos y dejamos enfriar.

dsc_0575-2 dsc_0576-2 dsc_0593-2

Y este es el resultado, que para haberlas tenido que hacer con mi ‘monito’ en brazos, creo que no están del todo mal. Como veis a Alma le faltó tiempo para probarlas y Lolita ni os cuento el atracón que se dio jajaja La pequeña de la casa lleva un par de semanas malita, así que verla comer de nuevo con ganas es una alegría.

¿Os ha gustado la receta? ¿Cómo lleváis por ahí el BLW? Espero que os animéis a hacerla y, sobre todo, que vuestros peques disfruten mucho comiéndolas estas Navidades.

Os espero el mañana con un post de deco navideña low cost que os va a encantar 😉

linksuscriptores

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *