DSC_0516 3

El verano más especial

La llegada de Alma (y la de Lolita, por su puesto) han convertido este verano en el más especial de nuestras vidas. Ser padres no sólo te cambia por fuera y por dentro, sino que hace que toda tu vida y tus planes empiecen a girar en torno a esa personita. Algunos lo llaman ‘renunciar a muchas cosas que hacías y ya no podrás hacer’, pero a mí personalmente me ha servido para volver a descubrir y a enamorarme del mundo a través de sus ojos.

DSC_1104 2

Me encanta levantarme cada día y hacer planes con ella, aunque a veces nos tengamos que volver antes de tiempo porque esté cansada o algún diente esté haciendo de las suyas.

Tener piscina en casa nos está viniendo fenomenal, sobre todo ahora que acabamos de empezar nuestras vacaciones. Como os contaba en el post de la semana pasada Alma está hecha una sirenita y nos pasamos las tardes a remojo, descubriendo el césped o comiendo fruta debajo de una palmera.

DSC_0314 5DSC_0475 3

Ya no habrá veranos tomando el sol relajadamente durante horas, pero sí de paseos al atardecer por la playa, de cogernos las manos, de sacarnos sonrisas, de disfrutar de las pequeñas cosas…

DSC_0480 3 DSC_0539 4

De aprender mucho de ella y de enseñarle algunas cosas que para nosotros son importantes, como amar la naturaleza y los animales. Aunque para eso ya está Lolita, que se hace querer muchísimo y no se despega de su lado ni un momento.

DSC_0495 3DSC_0219 6

Este está siendo el verano más corto, el más intenso y el más bonito de todos. También el más caluroso, por llevar a mi monito enganchado la mitad del tiempo. Aunque la otra mitad se la pase explorando, gateando, trepando y queriendo ser tan independiente que a veces me de miedo.

DSC_1057 3Menudos siete meses nos has regalado, princesa. Hace semanas aprendiste a decir ‘mamá’ y cada vez que lo dices me emociono igual que la primera. Verte crecer cada día, alucinar con todo lo que eres capaz de hacer y de aprender, enamorarme de todas tus sonrisas, llorar cuando tú lloras, sujetarte mientras quieres dar los primeros pasos, abrazarte con todas mis fuerzas… Llegará un día en el que querrás volar sola, pero de momento no quiero perderme ni un segundo de TI.

Y ahora que me he aficionado a poneros videos, os dejo uno no apto para mamis o futuras mamás con las hormonas revolucionadas. Entre el post y el video yo ya estoy con la lagrimilla…

Sillita de paseo: Stokke Xplory

Funda: Kit de verano

Vestido gris Alma: Petit Oh

Bañador: Tous Baby

3 Comments

  • Aroa Comentado en 6 septiembre, 2016 Responder

    Yo también estoy con la lagrimilla y eso que no he visto el vídeo, jaja Vaya sosona!
    Me ha encantado leerte. Yo tengo a Ager desde diciembre de 2014 y el verano pasado ya fue bonito y lleno de descubrimientos juntos. Empezó a gatear, el mar, la piscina…poder disfrutar de tiempo con él ya que por mi trabajo solo tengo vacaciones en agosto..y fue un verano muy especial y este lo ha sido también. “más limitados” en cierto sentido porque ya corre que se las pela y tiene un carácter de aupa, sus horarios, comidas que si que no… pero es que verle disfrutar, correr, reir, gritar es un regalo constante.
    Y qué decir de las perritas que nos acompañan. Yo tengo a Lanita desde hace 10 años y sé que es uno de los mejores regalos que he podido hacerle a Ager, crecer junto a ella.
    Te sigo desde hace poco pero de aquí creo que ya no me muevo.

  • Marta Comentado en 7 septiembre, 2016 Responder

    Crecer al lado de un animal es un regalo, sí. Ellos son sus primeros compañeros y los más fieles que tendrán jamás. Bienvenida y enhorabuena por la familia que has creado 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *