DSC_0253 1

Actividad acuática para bebés: mi experiencia personal

Las que me seguís habitualmente sabéis que Alma y yo empezamos a ir a clases de piscina cuando ella a penas tenía dos meses. Ahora que está a punto de empezar un nuevo curso y que muchas de vosotras tendréis dudas a la hora de decidir qué actividades hacer o no con vuestros polluelos, quería hablaros de todo lo que nos ha aportado la experiencia este verano. Y de lo que seguro nos aportará en el futuro, ya que en un par de semanas volvemos a la piscina cubierta a chapotear junto a los demás pececillos.

Hace ya casi tres meses entrevistaba a la directora de nuestro centro para la revista digital Kids & Baby by Tous con la que colaboro. Podéis leer la entrevista aquí Pero hoy quería hablaros de nuestra experiencia personal.

DSC_0257 1

Después de llevar a mi hija en mi vientre durante nueve meses, seguía (y seguiré) sintiendo que era parte de mí, por eso me pareció una buena idea empezar esto juntas. No hay nada que me apetezca más en el mundo que disfrutar cada segundo de vida con ella, por eso verla sonreír, disfrutar y relajarse totalmente dentro del agua ha sido algo mágico.

DSC_0240 1-2

Por mi horario de trabajo, Alma no tendrá que ir a la guardería. En estas circunstancias, realizar actividades que permitan que nuestros bebés se relacionen con otros me parece fundamental. En nuestro caso, hemos tenido la gran suerte de coincidir con un grupo de mamis y bebés a los que adoramos y de los que ya nos hemos hecho inseparables. Ellos se conocen (y quieren) a su manera y a nosotras se nos cae la baba cada vez que se cogen de las manitas.

DSC_0411 2-2 DSC_0397 4-2

Otra de las principales cosas buenísimas que nos han traído las clases de piscina ha sido que Alma ADORA el agua. Lo mismo le da que sea dulce o salada, que esté caliente como una sopa o chapotear en el mar. Es ver el agua y se le ilumina la cara.

DSC_0288 3-2

Este verano hemos podido disfrutar muchísimo con ella en la piscina de casa. Con lo que ha pataleado este año para que la metiéramos, ya estoy pensando en cómo sujetarla el año que viene para que no se pase el día a remojo.

DSC_0312 3

Mi madre siempre me ha contado que cuando iba a verme a la piscina del colegio, me escondía detrás de los otros niños para que no viera que no quería saltar. No es que le tuviera miedo al agua, pero no era algo que me apasionara. Cuando les dije que empezábamos las clases de piscina tan pronto me dijo que estaba loca, pero ver a su nieta disfrutar tanto este verano les ha dejado sin palabras.

En el saco de la maternidad vienen incluidos un montón de miedos. Personalmente, me alegro de haber vencido unos cuantos a cambio de verla FELIZ. Creo que, en el fondo, nuestros miedos también serán los suyos así que a las que tenéis algunas dudas os animo a probar esta experiencia y espero que me contéis qué tal os ha ido.

Para acabar os dejo un cutre-vídeo casero de algunos momentos de este verano ¡Espero que os guste!

Vídeo Alma en el agua

7 Comments

  • Soymadreyahoraque Comentado en 31 agosto, 2016 Responder

    Bichillo y yo comenzaremos en Octubre con las clases en la piscina municipal y tengo unas ganas enormes de empezar, sobretodo después de leer tu post.

    • Marta Comentado en 7 septiembre, 2016 Responder

      Cómo me gusta que os animéis, eso es que os he contagiado nuestras ganas y lo bien que lo pasamos en el agua. Ya me contarás qué tal la experiencia, pero estoy segura de que os irá de maravilla :)

  • Jimena Comentado en 2 septiembre, 2016 Responder

    ¡Hola!
    ¿Qué tipo de pañales utilizáis para la peque? ¿De usar y tirar o de tela?
    Gracias! Un saludo!

    • Marta Comentado en 7 septiembre, 2016 Responder

      Jimena, nosotros no usamos pañales de agua. En nuestro centro llevan sólo bañador y lo más reducido posible para fomentar el piel con piel (aunque lo ideal es que fueran desnudos del todo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *